“Tiñamos octubre de rosa”
Es la frase que encabeza la campaña mundial de concientización sobre la lucha contra el cáncer de mama. Junto con el lazo rosa que lo caracteriza, esta instancia invita y alienta a las personas a generar mayor importancia a la atención que se le debe dar para poder prevenir o detectar la enfermedad en edad temprana y evitar mayores daños. 

De la mano de este concepto, Voy de Shopping se suma a la causa. Fue por esto que seleccionamos una Colección Rosa para que vos también puedas sumarte y vestirte de rosa en este octubre.

Si todos aportamos nuestro granito de arena podremos, de a poco, lograr el objetivo principal: aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y cuidados. El cáncer de mama es, lejos, el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.

Por eso además de nuestra colección, queremos compartirte estos 5 pasos para que puedas aprender sobre la autoexploración:
Paso 1:
párate frente a un espejo con los hombros rectos y los brazos junto a la cadera y mírate las mamas. Esto es lo que debes encontrar:
  • mamas de tamaño, forma y color normales
  • mamas bien formadas, que no presentan deformaciones ni inflamaciones visibles
Si notas alguna de las siguientes alteraciones, informa a tu médico:
  • formación de hoyuelos, arrugas o bultos en la piel
  • cambio de posición de un pezón o pezón invertido (está metido hacia adentro en lugar de sobresalir)
  • enrojecimiento, dolor, sarpullido o inflamación
Paso 2:
ahora, levanta los brazos y fíjate si ves las mismas alteraciones.
Paso 3:
cuando estés frente al espejo, fijate si te sale líquido de uno o ambos pezones (puede ser transparente, lechoso o amarillento, o sangre).
Paso 4:
luego, acostate y palpate las mamas con las manos invertidas, es decir, la mama izquierda con la mano derecha y viceversa. Procurá utilizar un tacto firme y pausado con las yemas de los dedos, manteniendo los dedos rectos y juntos. El movimiento debe ser circular, del tamaño de una moneda apróximadamente. Controlá la mama completa de arriba a abajo y de lado a lado: desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen, y desde la axila hasta el escote.
Paso 5:
finalmente, palpate las mamas estando de pie o sentada. Muchas mujeres dicen que la mejor forma de palparse las mamas es cuando la piel se encuentra mojada y resbaladiza, de modo que prefieren realizar este paso en la ducha. Controla la mama completa con los mismos movimientos que se describen en el paso 4.
Fuente: brestcancer.org